La cromoterapia

La cromoterapia es una técnica que se emplea como medicina alternativa en algunas situaciones.

La cromoterapia consiste en irradiar color en la zona que se necesite para conseguir lo que necesitamos.

Por ejemplo si tenemos una inflamación en un pie deberíamos poner cuatro minutos de color naranja, seguidamene taparlo con una tela negra que no traspase absolutamente nada la luz y mantenerlo durante 10 segundos y seguidamente poner color azul durante un minuto y después tapar y tenerlo con la tela negra durante 20 minutos. Podremos notar cosquilleo o ligeros pinchacitos y ese sería un antiínflamatorio natural nada dañino para el cuerpo.

Actualmente hay clínicas donde se practica la cromoterapia, pero no muchas, en las clínicas emplean el color con bombillas de colores que tienen para ello.

Los colores básicos que se utilizan son los siguientes:

ROJO

VERDE

NARANJA

AZUL

VIOLETA

AMARILLO

Estos seis colores son los básicos en la cromoterapia, son colores puros los que hay que utilizar y se comprarían los colores en las tiendas donde venden los filtros para las películas porque allí tienen todos los colores, repito, son colores puros estos seis que hay que tener. Los cuatro primeros colores, el rojo, verde, naranja y azul son los que se utilizarán con mayor frecuencia.

Efectos de cada color:

ROJO: Proporciona energía “calor” y retira energía “frío”.

NARANJA: Aporta energía “frío” y retira energía “calor”.

VERDE: Aporta energía “seca” y retira energía “húmeda”.

AZUL: Aporta energía “húmeda” y retira energía “seca”.

VIOLETA: Aporta “calor-humedad” y retira “frío-sequedad”

AMARILLO: Aporta “frío-sequedad” y retira “calor-humedad”.

Cuando hablamos de frío, calor, humedad, seco hablamos siempre energéticamente, como hablarían los chinos en su medicina.

Siempre hay que tener en cuenta que hay que acudir al médico, que es quién puede dar el diagnóstico adecuado, y estas técnicas alternativas nos pueden servir para aliviarnos en algún momento, pero siempre hay que consultar al profesional médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *